sábado, septiembre 09, 2006

Autodisciplina

Cuando uno ve tantos viejitos se plantea mucho más seriamente el cuidado del cuerpo, compara actitudes y resultados, y se dice, vaya, tengo que empezar a cuidarme.

Y como disculpas hay miles, que si cansancio, que si pereza, que si no cocino yo...Me he propuesto imaginarlo como el vehículo en que viaja mi persona. A nadie se le ocurriría, por ejemplo, maltratar su coche, prácticamente todo el mundo tiene cuidado de mantenerlo en buen estado, porque de lo contrario acaba necesitando una reparación (siempre costosa) que nunca lo deja como nuevo. Sí, eso es lo que voy a pensar, me parece una buena imagen...

Lo que pasa es que estoy pensando en mi coche, ahora. Hummmm....

Va a ser que me busco otra comparación...y mientras tanto voy a lavarlo, al pobre :-p