lunes, abril 24, 2006

Gijón...

La bella ciudad de Gijón parece deshacerse en estancamiento y soledad cuando la recorro con mis curriculum bajo el brazo.

La bella Gijón se me antoja una mujer caprichosa, una de esas que salen en los libros, que no puedes dejar de amar en la distancia y que te estampa sus vacíos en la cara al aproximarse.

Una mujer que, de repente, se está haciendo vieja...

Colecciono "ya la llamaremos" mientras mi infancia y adolescencia se me aparecen tras cualquier esquina. Los visito a hurtadillas como el amante que siempre se va.

Y acumulo tristeza en la mirada y caparazón en el alma, sabiendo, ahora sí, que mi destino no es éste, y que tal vez ya estaba todo escrito...

miércoles, abril 12, 2006

Día marujil

No sé por qué lo hago. Algunos dirán que es aburrimiento.
Pero definitivamente, no se puede ser tan diligente.
Me levanto a horas razonables, hago la compra, saco a los perros, limpio la casa, a veces incluso hago el esfuerzo sobrehumano de cocinar...

¿ALGUIEN HA VISTO MI JUVENTUD?

Quiero volver a ser esa niña despistada con la sangre de chocolate...

domingo, abril 09, 2006

Me aburro

...Porque en mi casa, que no haga nada no quiere decir que me aburra.
Pero con papi y mami sí. Ni siquiera se me ocurre algo que podría estar haciendo y que me haga sentir culpable porque no lo hago.

Me aburro sin remedio. Llueve en la calle.

Se me imponen rutinas, reglas, comportamientos no escritos pero imposibles de ignorar. Y es tan aburrido. Y preguntas por qué y te mandan callar como a una niña chica.

De vez en cuando me rebelo de manera poco ruidosa, pero creo que eso molesta más que hacer ruido.

Así que sin renunciar a la mala leche que me hace persona, me cargo de buen humor, y por el momento, funciona.

Claro que sigo aburrida...

Triunfo innegable...¿seguro?

...Se asomó a la cocina con aire desconfiado, qué hago, nada ya hago yo la comida, venga yo lo hago, que no que lo hago yo, y qué vas a hacer, pues macarrones, ¿con aceitunas y atún?, y con tomate, hum no sé no sé...

Se pasa otro instante olisqueando a mi alrededor, a lo cual le digo gentilmente (en lugar de toma, cocina tú, que era lo suyo), mira tú lo pruebas, y si no te gusta no lo hago más, ¿vale?

Por toda respuesta desaparece de la cocina.

Sencillamente se lo comieron todo y se fueron, lo cual no dudo que en el seno de una familia es un triunfo tremendo...

...Así que saboreé mi orgullo recién descubierto de ama de casa eficiente sólo hasta levantar la vista y comprobar que ya se habían ido, y que me dejaban amablemente el honor de recoger la cocina...

Definitivamente hubiera sido mucho más inteligente preparar una bazofia. Me lo apunto...

domingo, abril 02, 2006

Imborrable

En mi sueño te quedabas callado, y mis gritos no atravesaron el silencio para alcanzarte...
Y me desperté espantando yo misma a los monstruos...
...Me sentí tan orgullosa de no necesitarte, sequé una lágrima y me acomodé en la mañana...
Y cuando me aplastaron los recuerdos, resistí abrazada a la almohada de tu lado...

No sé explicarlo...

Se estiró voluptuosamente en la sala aún en penumbra, dejando adivinar su pecho perfecto.
Su mirada se cruzó con la mía un instante; terminó de levantarse y en la distancia descubrí un cuerpo fino, delicado, no encontré defecto ni exceso alguno en su figura.

Aparté la vista un poco azorada y me posé como por azar en la chica que comenzaba a levantarse también delante de mí. Igualmente mostraba su cintura estrecha, el cuerpo espigado, resultando bonita como por casualidad.

Paseando la mirada encontré aún varias más, en gestos similares, actitudes parecidas, ropa intercambiable, todas bellas, todas realmente iguales.

Preguntándome si en realidad somos una masa de borregos, pensando en mis propios deseos de acercarme a la perfección física, me enfundé en mi gabardina y salí muy recta con la cabeza gacha, y con un sentimiento infinito de soledad...

No sabría explicarlo, ni tampoco si tiene sentido...